Juan & Yenan

Click here to edit subtitle

APY Blog

Madre de Naciones

Posted on September 15, 2008 at 8:38 PM

Apareció en el cielo una gran señal: una mujer vestida del sol, con la luna debajo de sus pies, y sobre su cabeza una corona de doce estrellas. Y estando encinta, clamaba con dolores de parto en la angustia del alumbramiento (Apocalipsis 12:1-2)

El Pacto Abrahámico es la promesa de los descendientes de la fe. "...de cierto te bendeciré y en gran manera te multiplicaré tu descendencia como las estrellas del cielo y como la arena que está en la orilla del mar. Tu descendencia poseerá las ciudades de sus enemigos. En tu descendencia serán benditas todas las naciones de la tierra, por cuanto obedeciste mi voz" (Génesis 22:17-18).

La promesa del pacto abrahámico era, en tu descendencia vendría la justificación por la fe en Cristo. La sangre del pacto fue vertida cuando Abraham sacrificó cinco animales que Dios le pidió (Génesis 15:9-10), simbolizando la redención en Cristo. El sello fue la circuncisión de la carne, tipo y sombra de la circuncisión del corazón circuncidado por Dios (ver Gal 3:6-9).

 También le dijo Dios a Abraham: A Sarai, tú esposa, ya no la llamarás Sarriá, sino que su nombre será Sara (Princesa).  Yo la bendeciré, y por medio de ella te daré un hijo. Tanto la bendeciré, que será madre de naciones, y de ella surgirán reyes de pueblos.

Entonces Abraham inclinó el rostro hasta el suelo y se rió de pensar: « ¿Acaso puede un hombre tener un hijo a los cien años, y ser madre Sara a los noventa?» Por eso le dijo a Dios: ¡Concédele a Ismael vivir bajo tu bendición!  

A lo que Dios contestó: ¡Pero es Sara, tu esposa, la que te dará un hijo, al que llamarás Isaac! Yo estableceré mi pacto con él y con sus descendientes, como pacto perpetuo.

En cuanto a Ismael, ya te he escuchado. Yo lo bendeciré, lo haré fecundo y le daré una descendencia numerosa. Él será el padre de doce príncipes. Haré de él una nación muy grande.

 Pero mi pacto lo estableceré con Isaac, el hijo que te dará Sara de aquí a un año, por estos días.

 Cuando Dios terminó de hablar con Abraham, se retiró de su presencia. (Génesis 17:9-22)

Dentro de la tipología bíblica nos encontramos en el pacto Abrahamico con dos tipos de mujer: la esclava Agar y la libre Sara. Ambas mujeres tienen hijos del mismo hombre, Abraham. La unión de Abraham con Agar produjo hijos de esclavitud. Sin embargo es en la unión de Abraham y Sara que Dios establece Su descendencia.

¿Acaso no está escrito que Abraham tuvo dos hijos, uno de la esclava y otro de la libre? El de la esclava nació por decisión humana, pero el de la libre nació en cumplimiento de una promesa. Ese relato puede interpretarse en sentido figurado: estas mujeres representan dos pactos. ?Uno, que es Agar, procede del monte Sinaí y tiene hijos que nacen para ser esclavos. Agar representa el monte Sinaí en Arabia, y corresponde a la actual ciudad de Jerusalén, porque con sus hijos vive en esclavitud. (Gálatas 4:22-25)

Sara es tipo de la esposa libre, dadora de hijos libres. Si, Agar es tipo del monte Sinaí, la Jerusalén natural, entonces Sara es tipo del "monte Sión de la Jerusalén celestial, y ésa es nuestra madre."

... Pero la Jerusalén celestial es libre, y ésa es nuestra madre. (Galatas 4:25-26)

Por el contrario, ustedes se han acercado al monte Sión, a la Jerusalén celestial, la ciudad del Dios viviente. (Hebreos 12:22)

Sara es tipo de la madre dadora de hijos de promesa, hijos e hijas nacidos por el Espíritu Santo, de la iglesia del Nuevo Pacto de la gracia.

El de la esclava nació por decisión humana, pero el de la libre nació en cumplimiento de una promesa. (Gálatas 4:23)

Agar es tipo de religión de obras, la iglesia sin redimir que serviría a través de la ley mosaica, a través del conocimiento del bien y del mal.

Abraham ciertamente merece ser llamado padre de la fe, pero Sara es madre de naciones de los hijos e hijas de la fe.

...Porque está escrito: "Alégrate, mujer estéril, tú que no has dado a luz; prorrumpe en gritos de alegría, tú que no has sufrido dolores de parto; pues la abandonada tiene muchos hijos, mas que la casada." (Gálatas 4:27)

Agar dio a luz un hijo de esclavitud, el fruto de sus hijos son las obras de la ley. Sara dio a luz un hijo libre, su fruto es la simiente de la fe. "Así como en aquel tiempo el hijo nacido por decisión humana persiguió al hijo nacido por el Espíritu, así también sucede ahora. Pero, ¿que dice la Escritura? 'Echa fuera a la esclava y a su hijo, porque el hijo de la esclava jamás tendrá parte en la herencia con el hijo de la libre.' Así que, hermanos no somos hijos de la esclava sino de la libre" (Galatas 4:29-31).

Tomado del manuscrito el Misterio de Dios por Apostol Dra. Yenan Silen (c) todos reservados conforme la ley. Usted puede compartir este escrito sin alterar ninguna de sus parte y con todos los creditos del autor.

http://www.blogtalkradio.com/kingdomwomenministry/2008/06/27/Apostol-Dra-Yenan-Sara-y-Hagar

 

Categories: Apostol Yenan

Post a Comment

Oops!

Oops, you forgot something.

Oops!

The words you entered did not match the given text. Please try again.

Already a member? Sign In

0 Comments